Paterna refuerza un año más el operativo de vigilancia forestal durante los meses de verano

El Ayuntamiento de Paterna ya ha puesto en marcha el dispositivo especial para la prevención de incendios forestales ampliando de dos a seis el número de operarios que estarán trabajando hasta el 30 de septiembre.

Para ello, se ha reforzado la brigada de vigilancia forestal, no solo en el número de trabajadores, sino también en el número de horas, pasando a trabajar todos los días de la semana, incluidos festivos, 12 horas diarias dividas en dos turno.

De este modo, la brigada, dependiente de la empresa municipal Gestión y Servicios de Paterna trabajará en colaboración con la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local, con el objetivo de sumar esfuerzos y extremar la seguridad de las zonas forestales ante la llegada de la época estival.

Entre las funciones de la brigada destaca, entre otras, la vigilancia desde la torre de la Vallesa, así como el control de los circuitos de emergencia señalizados, cambiando las banderas ubicadas en diferentes zonas de la Canyada, en función del riesgo de incendios con el objetivo de mantener informada a la ciudadanía.

Además, el Ayuntamiento ha invertido en los últimos años también en medios materiales, para mejorar las tareas de prevención en el parque natural.

Entre los nuevos dispositivos se incluye una cámara térmica, instalada en la torre de vigilancia, que permite detectar focos de calor a una distancia superior a los tres kilómetros, así como una red de hidrantes y 20 detectores de humo distribuidos por la masa forestal de La Vallesa.

Asimismo, Paterna forma parte del Proyecto Guardian, un pionero programa para la lucha contra los incendios en el Parc Natural del Túria y la Vallesa a través del uso de agua reciclada, en el que participan varias administraciones y universidades.