Gespa colabora en el refuerzo de tratamientos preventivos contra la procesionaria del pino

La empresa municipal GESPA es la encargada de llevar a cabo el dispositivo especial de control de plagas que se está efectuando en las zonas verdes del municipio. Este año el consistorio ha comenzado el tratamiento el 24 de octubre y se prevé su finalización a finales del presente mes de noviembre.

El tratamiento consiste, en primer lugar, en la pulverización de un producto biológico y ecológico en multitud de ejemplares de pino de la localidad en las zonas periféricas. Se utiliza para ello una bacteria, totalmente inocua para el ser humano, pero que detiene la reproducción de la oruga procesionaria. Por otro lado, se realizan tratamientos mediante endoterapia en los ejemplares en las zonas de uso público de mayor sensibilidad.

Por el momento ya se han realizado tratamientos biológicos en los ejemplares de pino ubicados en La Canyada y Bovalar y mediante endoterapia en zonas del núcleo urbano.