Trabajadores/as de Gespa colaboran en las llamadas realizadas por el Ayuntamiento a 11.000 mayores para informarles sobre el proceso de vacunación

El Ayuntamiento de Paterna ha realizado 10.713 llamadas entre diciembre y enero para conocer cómo se encuentran las personas mayores residentes en el municipio.

En esta nueva ronda de llamadas, los trabajadores y trabajadoras municipales han aprovechado para informar de las nuevas restricciones vigentes en Paterna para evitar la propagación del coronavirus, así como de las medidas que, con carácter autonómico, se están aplicando desde el pasado 7 de enero.

En este sentido, han recordado que en la ciudad se han cerrado parques y jardines, instalaciones deportivas municipales, bibliotecas y museos, además de suspenderse todas las actividades municipales y siendo la atención al público única y exclusivamente con cita previa.

Además, también se ha explicado a las personas mayores cuál es el calendario de vacunación previsto por la Conselleria de Sanidad en la Comunidad Valenciana, precisando que en los próximos meses la vacuna se administrará a personas mayores, personal sociosanitario y grandes dependientes.

Respecto a la vacunación, el personal municipal ha insistido en que la vacuna es totalmente gratuita y que, en ningún caso deben abonar ninguna cantidad, y les han informado que desde sus centros de salud se pondrán en contacto con ellos para indicarles su fecha de vacunación.

Por otra parte, con estas llamadas, desde el consistorio también se aseguran de que las personas mayores residentes en el municipio se encuentran en buen estado y tienen cubiertas todas sus necesidades básicas, ofreciéndoles soporte en caso de que sea necesario, como lleva haciéndose desde el mes de marzo de 2020.

Fue al inicio del confinamiento cuando el Ayuntamiento de Paterna puso en marcha estas llamadas periódicas a las personas mayores, dependientes y con necesidades especiales, con el fin de evitar situaciones de vulnerabilidad y garantizar el bienestar de todos los paterneros y paterneras.

Estas rondas de llamadas vienen realizándose ininterrumpidamente desde marzo del pasado año y han resultado ser de gran utilidad para detectar posibles necesidades y poner en marcha medidas de apoyo y ayuda domiciliaria en algunos de los casos.